Ventajas de la copa menstrual

por Carlos Garcia Lara (2021-06-03)


La copa menstrual no es un producto nuevo, ya hacia el segundo lustro del siglo XIX empezaron a aparecer las primeras patentes y a partir de los años 30 del siglo pasado, empezaron a comercializarse los primeros modelos de este producto. Sin embargo, por aspectos de tabú y desconocimiento, la copa menstrual no ha comenzado a tomar popularidad sino hasta años recientes. En este artículo te contamos algunas de las ventajas que hay en usar la copa menstrual.

Más económicas: es perfectamente factible encontrar una copa menstrual de calidad a un precio de entre 20 y 30 euros. Aunque inicialmente el precio es mayor que las compresas o tampones, la vida útil de una copa menstrual puede ser de hasta 10 años, con lo que el costo se amortiza en pocos meses y en el mediano y largo plazo representa un buen ahorro de dinero en productos de higiene femenina.

Mejor autonomía: una copa menstrual puede ser usada hasta 12 horas continuas, siendo una excelente opción para el uso diario, ya que tienen una mayor autonomía que los tampones, que requieren ser remplazados cada pocas horas.

No absorben humedad: el papel de las copas es meramente recolectora, pero no absorben la humedad vagina, evitando con ello la resequedad o el desarrollo de afecciones como el síndrome de choque toxico.

Más natural: las copas menstruales no contienen sustancias químicas como sucede con los tampones y compresas. Además, están hechas de materiales hipoalergénicos y evitan el desarrollo de bacterias.





UPR

©2017 Universidad de Pinar del Río "Hermanos Saíz Montes de Oca"