Neurotransmisores: qué son y cuáles son los tipos principales

por Carlos Garcia Lara (2021-02-01)


Los neurotransmisores son pequeñas moléculas responsables de la comunicación de las células del Sistema Nervioso, la mayoría de las cuales proceden de precursores proteicos, y suelen encontrarse en las terminales sinápticas de las neuronas. Estas moléculas se liberan en la hendidura sináptica y actúan sobre los receptores postsinápticos situados en la neurona postsináptica, haciendo que estos receptores se abran, dando lugar a lo que llamamos transmisión sináptica, en la que un impulso nervioso pasa a otra célula. Las respuestas dadas por las neuronas a un estímulo dependerán de la característica del neurotransmisor y del receptor, estas respuestas pueden ser excitatorias o inhibitorias.

Hay varios tipos de neurotransmisores, algunos de los principales son:

Acetilcolina: Este neurotransmisor está implicado en muchos comportamientos, entre ellos el aprendizaje, la memoria y la atención (las pruebas realizadas en animales revelaron que el bloqueo de la liberación de este neurotransmisor es responsable del déficit de estos aspectos cognitivos).

Es el neurotransmisor del sistema nervioso autónomo parasimpático y su señalización en este sistema da lugar a la constricción de los bronquios, los vasos sanguíneos y las pupilas, reduce los latidos del corazón y produce la erección, entre otros. Este transmisor es importante para el movimiento de nuestro cuerpo porque su liberación en los músculos promueve la contracción de las fibras musculares.

Serotonina: su comprensión es importante para el tratamiento del trastorno obsesivo compulsivo, la latencia del sueño, la ansiedad, la depresión y otros trastornos del estado de ánimo. Los fármacos que actúan bloqueando su degradación o recepción pueden elevar los niveles de este neurotransmisor reduciendo los síntomas de estas patologías. La leche es un alimento rico en triptófano, un aminoácido necesario para la síntesis de 5HT, su ingesta antes de dormir puede elevar los niveles de 5HT facilitando el sueño.

Noradrenalina: neurotransmisor que interviene en diversos aspectos como el humor, la atención, la alerta, el aprendizaje, la memoria y la excitación mental y física. También está relacionado con la transmisión del sistema nervioso autónomo simpático y su señalización en este sistema da lugar a la dilatación de los bronquios, los vasos sanguíneos y las pupilas, el aumento de la frecuencia cardíaca, entre otros.

Dopamina: responsable del control del nivel de estimulación en el sistema motor, su disminución provoca temblores e incluso la imposibilidad de locomoción voluntaria. En la enfermedad de Parkinson se produce la muerte de las neuronas que liberan dopamina en la vía nigroestriada, ésta es importante para el control del movimiento refinado, su destrucción puede provocar temblores, incluso la incapacidad de moverse voluntariamente.

Este transmisor también es responsable del estímulo placentero. La ingesta de alimentos, la práctica del sexo y algunas drogas de abuso son estimulantes de la liberación de dopamina en regiones como el núcleo accumbens y el córtex prefrontal.

Neurotransmisores y neuromoduladores

Existen varias sustancias capaces de promover la comunicación celular neuronal, entre ellas tenemos también los neuromoduladores (éstos ejercen acciones moduladoras en relación con los neurotransmisores). Sin embargo, algunas características son fundamentales para su diferenciación, estas son:

  • Deben ser sintetizados dentro de la neurona;
  • Debe encontrarse en la terminación presináptica y secretarse en cantidades suficientes para actuar en el lugar de la acción;
  • Debe imitar la acción de un transmisor endógeno, cuando se aplica de forma exógena;
  • Debe presentar mecanismos específicos para su eliminación.




UPR

©2017 Universidad de Pinar del Río "Hermanos Saíz Montes de Oca"