Naturaleza, significado e influencia de los sueños

por Carlos Garcia Lara (2021-01-01)


Pueden ser perturbadores, extraños, felices, incluso aterradores. Algunos creen que son incluso premonitorios o que están más allá de las manifestaciones. Los sueños generan esta increíble variedad de impresiones, sensaciones y opiniones, que a menudo nos hacen compartir con nuestros allegados la historia vivida en el sueño y buscar explicaciones o significados para cada pasaje elaborado por el cerebro durante el sueño nocturno (a veces apenas).

Si buscamos en Google la expresión "interpretar los sueños", gran parte de los resultados están vinculados al misticismo, todo con interpretaciones como que soñar con un avión significa dinero y otras conclusiones del mismo estilo. Pero a la luz de la psicología, este tipo de conclusión no tiene fundamento. Según la ciencia, los sueños están ligados a hechos pasados, a situaciones vividas, a la memoria y a los días anteriores y sus contenidos que pueden o no haber causado sufrimiento consciente o inconsciente.

Para la Neurociencia, el sueño es un efecto secundario de los procesos de consolidación de la memoria. Para Freud (neurólogo y creador del Psicoanálisis), los sueños son el camino hacia el inconsciente: un proceso a través del cual hay una disminución de las necesidades físicas y una desconexión de lo externo. Así, a través de los sueños, podemos entender los síntomas y los mitos como expresiones de nuestros deseos más íntimos. Los sueños pueden recoger impresiones de días anteriores, de hechos más primitivos de nuestra infancia; son una posibilidad de regresión para liberar el inconsciente.

Entonces, ¿cómo puede una persona entender su sueño desde el punto de vista de la psicología? La interpretación, es personal, basada en la historia de la vida de esta persona, sus sentimientos, los personajes importantes que son y fueron parte de su vida, los traumas y los acontecimientos. El soñador conoce el significado de su sueño, pero hay en cada uno una censura que le impide reconocer lo que puede dañar su moral, por lo que lo que recordamos no siempre es exactamente lo que soñamos, destaca. Solo el psicólogo, analista o psiquiatra puede ayudar al individuo en la interpretación y significado de los sueños que se tienen regularmente.

Por supuesto, los sueños pueden ser derivados de muchos estímulos, incluso anteceder a una mala higiene del sueño. Una mala noche de sueño puede provocar problemas de salud, estrés durante el día e incluso ser un signo de depresión. Aquí hay algunos consejos de especialistas en salud para dormir mejor:

- Evita la luz por la noche: el cuerpo funciona como un reloj, así que cuando es hora de dormir, prefiere los ambientes que se relajen. Así que lo ideal es tener poca o ninguna luz antes y durante el sueño.

- La cama es un lugar para dormir: evite quedarse en la cama para realizar actividades que no relajen el cuerpo, porque el cerebro puede asociar el entorno con preocupaciones.

- No utilice un teléfono celular o una tableta: incluso los dispositivos con luz nocturna perturban el cuerpo y afectan al sueño. Evite usar estos dispositivos al menos 30 minutos antes de acostarse. Si es posible deje las alarmas de los mensajes y las redes sociales en modo silencioso.

- La televisión también se interpone: es común que la gente esté más eufórica con los sonidos y las imágenes, ya que el cerebro trabaja más duro a la vez que debe descansar.





UPR

©2017 Universidad de Pinar del Río "Hermanos Saíz Montes de Oca"